Trump dice las inversiones de China en Latinoamérica “no van a funcionar”

El presidente de EE.UU., Donald Trump, restó hoy importancia a la influencia política y económica que China tiene en Latinoamérica, al opinar que Pekín tiene “un problema de deuda” y que sus inversiones en varios países del continente “no van a funcionar”.

En una entrevista en Buenos Aires con la cadena de televisión estadounidense Voice of America, Trump dijo que está al tanto de las notables inversiones que China está haciendo en muchos países de Latinoamérica y del resto del mundo.

“Lo sé, pero tienen un problema de deuda y tienen que pagar por esa deuda. Se están gastando una cantidad tremenda de dinero”, afirmó el presidente estadounidense, de visita en Argentina para asistir a la cumbre de líderes del G20.

“¿Que si me gusta (que inviertan tanto en Latinoamérica)? Probablemente no, pero también sé que es muy caro para ellos, y en muchos de esos lugares no les van a funcionar” las cosas, agregó.

En los últimos años, China ha liderado una estrategia para aumentar su influencia global en bloques estratégicos, como África, Latinoamérica y Oriente Medio, donde busca fortalecer su presencia a través de alianzas económicas, pero también políticas y militares.

Al cierre de 2017, China acumulaba una deuda de 29,95 billones de yuanes (4,73 billones de dólares o 3,8 billones de euros), lo que supone un porcentaje del 36,2 % respecto a su producto interior bruto (PIB).

Trump se reunirá este sábado en Buenos Aires con su homólogo chino, Xi Jinping, en una cita muy esperada debido a los rumores de que ambos podrían alcanzar un acuerdo para frenar su guerra comercial.

“Es un amigo mío y un buen hombre, pero tenemos una pequeña disputa. Se han aprovechado de nuestro país durante muchos años y no voy a dejar que ocurra más”, subrayó Trump en la entrevista.

El mandatario aseguró hoy que veía “buenas señales” sobre la posibilidad de un acuerdo comercial con Xi, pero en la entrevista volvió a adoptar un tono amenazante hacia Pekín.

“Van a tener más dinero del que tienen ahora, porque ahora mismo tenemos (aranceles a productos chinos por valor de) 250.000 millones de dólares, (gravados a) un 25 %. Eso significa que vamos a quedarnos con miles de millones de dólares, y puedo duplicar eso, y después duplicarlo otra vez”, amenazó.

“No quiero hacer esto, pero ahora mismo no les está yendo muy bien, y mientras, creo que a nosotros sí nos está yendo bien”, añadió.