Ley de Partidos pone en jaque alianzas electorales entre las organizaciones

Los más afectados serían los partidos mayoritarios quienes por tradición conforman bloques de alianzas con múltiples organizaciones políticas y que producto de la nueva Ley 33-18 se verían limitados en sus ofertas de candidaturas.

La reserva de candidatura, de acuerdo con la Ley de Agrupaciones y Partidos, se aplicará a todas las organizaciones por igual, para los puestos de senadores, diputados, alcaldes, regidores, directores, subdirectores y vocales de distritos municipales. Solo tendrán validez si son reservadas por lo menos treinta días antes del inicio de la precampaña que está pautada para el 7 de julio de 2019.

La disposición llevaría a las organizaciones políticas a utilizar algún tipo de subterfugio que les permita negociar los apoyos políticos.

Al analizar el panorama, el dirigente político Héctor Guzmán sostiene que ciertamente se está frente a una nueva realidad, a lo que las organizaciones deberán someterse.

“Es un problema para los partidos grandes, porque el que forma un bloque electoral con muchos partidos tendrá el inconveniente de que serán muchos partidos para pactar”, aseguró.

Puso de ejemplo el oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD) que cuenta con el apoyo del bloque progresista, integrado por varias organizaciones, con quienes a la hora de manejar las alianzas le resultaría un tanto problemático.

“Esto tiene ventajas y desventajas para los grandes, pero también para los chiquitos, lo que cada quien deberá definir su propia estrategia, pues la nueva regla de juego viene con el agravante de que las alianzas serán entre partidos y no entre candidatos”, dijo. Para José Manuel Hernández Peguero, delegado técnico del oficialismo ante la Junta Central Electoral (JCE), el límite impuesto traerá consigo dificultades en la integración de boletas atractivas debido a la asignación que debe realizarse a los aliados.

Plantea que las disposiciones de la Ley de Partidos sumadas a las rigurosas condiciones que para las candidaturas independientes traerá la nueva Ley Electoral, “prácticamente le negará a la ciudadanía el derecho de participación electoral”.