La Audiencia de Barcelona censura las cargas policiales porque el 1-O no tenía “efectos jurídicos”

Según el auto, no existió “proporcionalidad” entre los intereses a proteger y la fuerza desplegada por los agentes. También señala que si la votación hubiera continuado”, el resultado no habría tenido las consecuencias jurídicas buscadas. La Audiencia de Barcelona ha reabierto la causa por las cargas de la Guardia Civil en Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona) el 1-O, en un auto en el que critica que la actuación policial no fue “proporcionada”, dado que iba destinada a impedir un referéndum que no tenía “consecuencias jurídicas”. En su auto, la sección quinta de la Audiencia de Barcelona estima los recursos presentados por los denunciantes y revoca la decisión del juez de Manresa que rechazó las diligencias de investigación que estos solicitaban, al considerar que los guardias civiles quedaban exculpados por la eximente de cumplimiento del deber al atenerse a la orden judicial de impedir el 1-O. La resolución cuenta con el voto particular de una de las magistradas de la sala, María Rosa Fernández, que mantiene que los guardias civiles “actuaron en el marco de las órdenes recibidas” y critica que el auto “da la apariencia de posicionamiento sobre la conveniencia general de las intervenciones policiales del día 1 de octubre”. Un juez a favor de la consulta legal de independencia El ponente del auto de la Audiencia [...]