Juez considera que a Carlos Piccini le debían variar prisión

La Tercera Sala de la Corte de Apelación del Distrito Nacional confirmó ayer el mantenimiento en prisión del coronel de la Fuerza Aérea Dominicana, Carlos Piccini Núñez, imputado por los US$3.5 millones en sobornos pagados por la Empresa Brasileira de Aeronáutica S. A. (Embraer) para la compra de los aviones Super Tucanos.

Esa decisión contó con el voto disidente del juez presidente de ese tribunal, Ignacio Camacho, quien considera que el imputado lleva casi 28 meses privado de libertad por lo que debía ser beneficiario de una medida menos gravosa porque ha superado el tiempo establecido en el Código Procesal Penal.

“Si bien es cierto que en otras ocasiones no se ha producido voto disidente en este aspecto, no menos cierto, sería un cambio jurisprudencial de quien le habla, sino que en cada caso en particular el juez debe fallar conforme a lo que se presente en cada caso, además de que existe la posibilidad de que se pueda cambiar el criterio jurisprudencial”, explicó el magistrado.

El tribunal confirmó la decisión del Cuarto Juzgado de la Instrucción al revisar los tres meses de prisión preventiva que le fue dictado en agosto del 2016 por presuntamente recibir el dinero del soborno pagado por la empresa para la compra de los ocho aviones.

La Tercera sala, explicó que tal como plantea el juzgado de instrucción, la demora en el proceso no ha sido por causa del tribunal ni del Ministerio Público, sino que se debe a las solicitudes y pedimentos de derecho que han hecho a la barra de la defensa de los imputados en virtud de que se trata de un caso complejo. Además de que uno de los encartados era una empresa cuyo domicilio está en Brasil.

Por el caso también son procesados penalmente el exministro de las Fuerzas Armadas, mayor general retirado Rafael Peña Antonio; los empresarios Daniel Aquino Méndez y Daniel Aquino Hernández, Ysrael Abreu Rosario, y Félix Del Orbe Berroa, así como las empresas Magycorp, S.R.L. y 4D Business Group.