Finaliza una temporada ciclónica que dejo un balance de vaguadas y ciclones subtropicales

La Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET), informa que este 30 de noviembre finaliza oficialmente la temporada ciclónica 2018 para el Atlántico Norte, Golfo de México y área del Caribe.

“Se estará proyectando para los próximos meses que vamos hacia un período de Niño débil o sea el fenómeno de el Niño empezará a manifestar a partir de diciembre y en el caso del territorio nacional eso se manifiesta con una reducción en las precipitaciones”.

“No va a ser un Niño tan fuerte como el que tuvimos en el 2015 que hubo una sequía extraordinaria, pero sí vamos a tener el Niño débil y se pronostica que los tres meses siguientes, tanto diciembre como los dos primeros meses del año, las lluvias van a estar por debajo de lo normal”.

La ONAMET indica que durante la época de huracanes 2018 se formaron 15 ciclones tropicales nombrados y la depresión tropical número 11. De los 15 ciclones nombrados ocho llegaron a tormenta tropical y siete alcanzaron la categoría de huracán, y de estos dos fueron intensos (categoría 3, 4 y 5 en la escala de Saffir y Simpson).

Esta temporada quedó ligeramente por encima de lo normal con la formación de 15 ciclones tropicales nombrados (tormentas tropicales), por encima de lo normal con el desarrollo de siete huracanes, y dentro de lo normal con dos huracanes intensos.

Durante este año la actividad ciclónica estuvo influenciada por las posiciones de las altas presiones, las vaguadas y las temperaturas de la superficie del mar en el océano Atlántico Norte que estuvieron entre 28 y 30 grados Celsius. Otra situación fue la condición neutral (ausencia de los fenómenos El Niño y la Niña) en el Pacifico Oriental y Central.

Las tormentas tropicales que se formaron fueron: Alberto, Debby, Ernesto, Gordon, Joyce, Kirk, Leslie y Nadine, mientras que los huracanes fueron: Beryl, Chris, Florence, Helene, Isaac, Michael y Oscar, de los que 2 fueron huracanes intensos (Florence y Michael)