Cumbre Iberoamericana exhibirá nueva y polarizada escena política regional

BOGOTA.- La XXVI Cumbre Iberoamericana será escenario el próximo 16 de noviembre en la ciudad guatemalteca de Antigua de un renovado, convulso y polarizado escenario político regional.

Las numerosas elecciones presidenciales celebradas en Latinoamérica y los cambios de gobierno por crisis durante el último año han lanzado a la arena política a nuevos personajes que auguran enfrentados cambios de rumbo.

Lo sucedido en México y en Brasil, los dos gigantes latinoamericanos, que en sus recientes elecciones han virado de dirección, uno hacia la izquierda y el otro hacia la ultraderecha, son buenos ejemplos.

En Brasil ha ascendido al poder Jair Bolsonaro, un exmilitar ultraconservador que algunos medios norteamericanos llaman “Trump of Tropics” (el Donald Trump latinoamericano).

Ni Bolsonaro, como presidente electo, ni Michel Temer, como gobernante saliente, han confirmado por ahora su presencia en la cumbre de Antigua.

La contraparte de lo sucedido en Brasil es México, donde Andrés Manuel López Obrador, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática, fue elegido presidente el pasado julio para sustituir en el cargo a partir del próximo diciembre a Enrique Peña Nieto.