Cambios en la alimentación de los niños han influido en aumento de caries infantil

La transición alimentaria, que se refiere al aumento en el consumo total de alimentos, de grasa total, de grasas saturadas y de alimentos procesados, y de la llamada comida chatarra, han sido responsables del incremento de la caries infantil, señaló hoy una especialista en México.

“Hace unos años los niños (de las zonas rurales) comían los granos que sembraban, tomaban la leche de las vacas y no tenían caries, en la actualidad se alimentan con comida chatarra que a veces es hasta más barata que el agua y toman bebidas azucaradas”, dijo en conferencia la doctora Karen Sokal-Gutierrez.

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre el 60 % y el 90 % de la población infantil alrededor del mundo padece caries.

La profesora de la Universidad de Berkeley agregó que las caries no solo son un problema bucal, sino de nutrición y existe “una relación bidireccional entre las caries severas y la desnutrición ya que la desnutrición provoca que el esmalte de los dientes no se forme adecuadamente y esto a su vez provoca más riesgo de caries”.

Al mismo tiempo, expresó, las caries causan dolor bucal e inflamación crónica que conlleva riesgo a la desnutrición.

Sokal-Gutierrez, profesora Clínica en el Programa Médico Conjunto Universidad en Berkeley-Universidad de California en San Francisco, señaló que en los países de bajos o medianos ingresos el aumento de este problema es mayor.

Sin embargo, destacó que esta enfermedad crónica que se puede prevenir al 100 % de una manera muy sencilla: “Una buena alimentación, cepillado de dientes y un tratamiento dental”.

Apuntó que los refrigerios y las bebidas azucaradas son la base para desarrollar caries dental, desnutrición y obesidad, lo que a su vez desencadena en factores sociales como falta de aprovechamiento en la escuela y menor nivel cultural.

Por su parte, la directora del Programa de Posgrado de Salud Pública Dental en la Escuela de Medicina Dental de la Universidad de Harvard, Mary Tavares, indicó que la conocida “comida chatarra” también “está relacionada con diabetes, problemas cardiovasculares y enfermedades periodontales”.

Manifestó que “se ha relacionado el tiempo que los niños pasan frente a la televisión o jugando videojuegos con la ingesta de comida chatarra, bebidas azucaradas y cereales azucarados”.

Agregó que aquellos que consumen más de tres porciones de bebidas azucaradas, que incluye refrescos, jugos o leches de sabores, son más propensos a desarrollar caries.

En México, de acuerdo con datos de la Asociación Dental Mexicana (ADM) en 2017, 70 % de los niños de seis años de edad tenían caries debido al consumo de azúcares y falta de higiene, mientras que 34 % de los pequeños de tres años la presentan.