Cambiar para sí cambiar

Pues como si hubiera sido un abrir y cerrar de ojos; como el tronido de anular con pulgar, o lo que dura el suspiro del amor, ya pasaron los días de muertos en México y, de pronto,  como que todo recupera la calma chicha. Ese tipo de calma nerviosa por lo que ya no es, pero también por lo que viene y, esto ya pertenece a lo terrenal, a lo de aquí y ahora, para mañana:México en vilo. Por Joel Hernández Santiago* *jhsantiago@prodigy.net.mx El primero de diciembre próximo, que será sábado, habrá de rendir protesta Andrés Manuel López Obrador como presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos y por lo cual jurará velar por la integridad nacional, la soberanía, la seguridad económica de todos nosotros y cuidar nuestros fueros y privilegios, el primero de ellos el de la soberanía que procede del pueblo y para el pueblo. Habrá de cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes que de ella emanan… y si no, “que la patria se lo demande”. Pero  ya están encaminadas las cosas porque de hecho ha tomado las riendas del país desde el 2 de julio, en la medida misma en la que el presidente [...]