Respuesta de Haití a denuncia es vista como una movida ante crisis interna

SANTO DOMINGO. Las medidas adoptadas por el gobierno haitiano a raíz de la publicación que hizo este diario sobre la existencia de una mafia que trafica personas a Chile son vistas como una movida política ante la crisis de credibilidad que sufren las autoridades del vecino país.

El ex cónsul haitiano en Santo Domingo, Edwin Paraison, ve motivaciones coyunturales en las respuestas que ha dado Haití que ordenó una investigación de la denuncia, llamó a consulta a su personal diplomático y suspendió la entrega de pasaportes a través de sus consulados en Dominicana.

“La rápida actuación responde a la coyuntura política dominada por el escándalo de corrupción más amplio que haya conocido el país: Petrocaribe, que moviliza importantes sectores de la sociedad con serios cuestionamientos a los dirigentes estatales”, señala Paraison que entiende que desde el Gobierno se busca enviar nuevas señales a la población.

Otro hecho que destaca es la reciente designación de un nuevo canciller haitiano, Edmond Bochitte, a quien se reconoce como un diplomático de carrera que representó a Haití ante la OEA en 2013.

El reportaje “De la Española a Chile: la mafia del otro sueño americano” que publicó Diario Libre como parte de la serie de investigación “Tráfico Impune”, revela la existencia de la mafia y encontró indicios de posibles vínculos de diplomáticos haitianos.