Residentes en carretera de Mandiga denuncian situación de insalubridad por desperdicios de una pollera

SANTO DOMINGO. Residentes en la carretera de Mandinga de Santo Domingo, denunciaron este domingo que las aguas negras y el mal olor producido por la falta del tratamiento adecuado de los desperdicios de una pollera podría afectar la salud de niños y envejecientes del referido sector.

Los residentes denunciaron que la pollera se encuentra a pocas cuadras de un colegio, lo cual según indican, pone en peligro la salud de cientos de niños que cada día se ven expuestos a las aguas y los mosquitos que producen. También dijeron que el tránsito por la vía se hace imposible, ya que el contén y la acera se llenan de aguas residuales lo que obliga que los peatones tengan que andar por la calle, poniendo en peligro su seguridad.

Dicen que han buscado la forma de dialogar y llegar a un entendimiento con los propietarios de la pollera para que le den un mejor tratamiento a los desperdicios generados por su negocio, pero que los esfuerzos han sido en vano. Piden la intervención inmediata de las autoridades del Ministerio de Salud Pública y del ayuntamiento.