Protesta en Calella contra la presencia de la Guardia Civil

Una marcha lenta ha recorrido este jueves el Alt Maresme para rechazar las cargas del 1-O y pedir la salida de la policía estatal de territorio catalán. La protesta ha salido de Pineda de Mar y ha cortado la N-II hasta llegar a Calella. Allí los manifestantes han dejado una decena de maletas frente al cuartel de la Guardia Civil para pedir que “se vayan” los agentes. El cuartel estaba protegido por un amplio dispositivo de los Mossos, sin que se haya producido ningún incidente con los manifestantes. Hace un año, tanto Pineda como Calella vivieron momentos de tensión por la estancia hotelera de cientos de Guardia Civiles desplegados en Cataluña por el 1-O. elnacional.cat