Parálisis Cerebral, la discapacidad más frecuente durante la infancia

SANTO DOMINGO. Hoy y el primer miércoles de octubre de cada año se conmemora el Día Mundial de la Parálisis Cerebral. En todo el mundo esta fecha es idónea para recordar que esa población no está aislada de la sociedad y que necesita espacios inclusivos para su desarrollo.

Muchas familias conviven con un familiar con parálisis cerebral, que se define como un trastorno neuromotor no progresivo debido a una lesión o una anomalía en el desarrollo del cerebro del feto, del recién nacido o del lactante. Esto produce que el cerebro no pueda o tenga impedimentos para enviar los mensajes hacia los músculos, lo cual dificulta sus movimientos.

La destacada bailarina dominicana Monika Despradel tuvo una experiencia como madre que la llevó, quizás sin pretenderlo, a crear una de las entidades pioneras en el tratamiento de esta condición: Su hijo, Sebastián, vino al mundo con parálisis cerebral. Él fue uno del 70% de los infantes que tuvieron una grave falta de oxígeno en el cerebro antes de nacer.

Por eso, desde el año 2007 Monika, a través de su fundación Nido para Ángeles, ha levantado la bandera de hacer que esta condición sea visible y se apadrine; que obtengan una educación especial y se les dé rehabilitación.

La entidad que creó es el único centro especializado en Parálisis Cerebral (PC) del país que ofrece programas de educación especial, medicina física y rehabilitación y psicología.