Los salarios crecen poco por la alta proporción de contratos involuntarios a tiempo parcial y el desánimo de los parados, dice el Banco de España

La elevada proporción de trabajadores a tiempo parcial involuntario y de desempleados desanimados está ejerciendo una “cierta presión a la baja” sobre los salarios, según concluye el Banco de España en su artículo La moderación salarial en España y en la UEM (en pdf). La institución que gobierna Pablo Hernández de Cos analiza en esta publicación los factores que explican la evolución de los salarios, utilizando hasta cinco modelos diferentes. El modelo base, que tiene en cuenta la tasa de paro, la productividad y las expectativas de inflación, refleja que si aumenta un punto la tasa de paro se reduce el crecimiento salarial en tres décimas y que un incremento de un punto en la productividad conlleva un repunte salarial de siete décimas, mientras que las bajas expectativas de inflación se traducen en un crecimiento salarial próximo a las ocho décimas. Ahora bien, el Banco de España considera que existen otros factores, como la parcialidad involuntaria o el colectivo de desanimados, que también han tenido un papel relevante a la hora de explicar el “reducido crecimiento” experimentado por los salarios en 2016 y los primeros trimestres de 2017. Un 8% de la población activa quiere trabajar más horas Según el organismo, en los últimos 15 años, la tasa de trabajadores a tiempo parcial [...]