Lluvias y tormentas eléctricas afectan zonas del país; llega otra onda tropical

SANTO DOMINGO. Fuertes aguaceros acompañados de tormentas eléctricas se producen la tarde de este lunes en el Distrito Nacional y algunos puntos de la provincia Santo Domingo.

Las lluvias, que están también acompañadas de ocasionales ráfagas de vientos, son producto de la presencia de una vaguada sobre el territorio nacional, a la cual se unirá una onda tropical, de acuerdo al informe de la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet), que dijo que estas condiciones persistirán este martes.

“Las condiciones del tiempo continúan caracterizadas por una vaguada en diferentes niveles de la troposfera, la misma al combinarse con los efectos orográficos y el ciclo diurno en adición a la aproximación de una onda tropical que estará transitando en la madrugada por el país”, dijo.

Agregó que ambos factores favorecen la generación de nublados acompañados de aguaceros localmente moderados a fuertes en ocasiones con tormentas eléctricas y ocasionales ráfagas de viento, principalmente sobre las regiones: noroeste, noreste,sureste y la parte norte de cordillera Central y la zona fronteriza.

Ante la situación, la entidad emitió un alerta meteorológica sobre las provincias La Vega, San Cristóbal, Monseñor Nouel y el Gran Santo Domingo. El alerta aviso es emitido ante “posibles crecidas repentinas, desbordamientos de ríos, arroyos, cañadas e inundaciones urbanas, así como, deslizamientos de tierra”.

En su informe, la Onamet dijo que este martes persistirá la humedad e inestabilidad por los efectos de la onda tropical y la vaguada, por lo que se producirán desde las primeras horas matutinas aguaceros débiles, siendo moderados en ocasiones; igualmente, que habrá tronadas y ráfagas de viento ocasionales sobre las regiones: nordeste, este, sureste, cordillera Central y la zona fronteriza.

Vigila zona de aguaceros con 40 % de posibilidad de convertirse en ciclón

De igual modo, la entidad informó que vigila una zona de aguaceros y tormentas eléctricas asociados una baja presión, en el suroeste del mar Caribe, con un potencial de un 40% para convertirse en ciclón tropical durante las próximas 48 horas.