La vida en México en 1968 ‘Nos quedamos solos, como cada noche’

Para la década de los sesenta, los mexicanos veníamos de la modorra y aburrida generación casi silenciosa, como fue la de los cincuenta. Esto no significa que por entonces no hubiera idealistas que presagiaban cambios a pesar del régimen duro y arcaico como era el que se vivía entonces: el régimen de la Revolución Mexicana. Por Joel Hernández Santiago* *jhsantiago@prodigy.net.mx Las luchas de reivindicación laboral en México dieron un serio  llamado de atención popular al finalizar los cincuenta con el movimiento ferrocarrilero, los maestros y los médicos. Éstos se “atrevieron” a poner en entredicho la justicia política y social del monolito gubernamental que asumía los mandamientos de Carranza y Obregón, haciendo el feo a los de Zapata y Villa. Aromas de cambio se percibían en el ambiente, a pesar de que los primeros años sesenta los muchachos venían de hogares en donde la disciplina era férrea y la obediencia un sacramento. Pero al iniciar 1968 algo se gestaba… los ‘aires de libertad’ se percibían sobre todo en la música como expresión de desahogo. Ese año, por ahí y por allá todavía se escuchaban los famosos boleros “de siempre”; Los Panchos seguían pregonando que “sin ti, no podré vivir jamás…” y Los [...]