La justicia ve probado que el doctor Vela robó un bebé, pero le absuelve al haber prescrito los delitos

La Audiencia Provincial de Madrid ha absuelto al doctor Eduardo Vela, de 85 años, único acusado en el primer juicio de bebés robados en España, al haber prescrito todos los delitos, aunque considera que queda meridianamente probado (ver .PDF) que el ginecólogo es culpable de entregar a una niña, la demandante Inés Madrigal, sin consentimiento de sus padres a otra familia. Esta es la primera vez en la historia de España en la que hay una sentencia que da por probado ese hecho, la entrega de una niña recién nacida a una familia con una filiación falsa. Es decir, que hubo un bebé robado. En la sentencia -que va a ser recurrida por la acusación particular ante el Tribunal Supremo- las magistradas consideran que Vela es autor de todos los delitos de los que se acusaba: detención ilegal, suposición de parto y falsificación de documento oficial y por los que la Fiscalía pidió once años de prisión, pero le absuelven al entender que están prescritos los tres delitos. El doctor Vela, culpable de haber robado el bebé La sentencia parte de que antes del verano de 1969 un sacerdote amigo común del acusado y del matrimonio formado por Inés Pérez [...]