En recuerdo de Clara Campoamor, o el día que el feminismo dio poder y voto a las mujeres en las urnas

Vuelven a tener presencia ahora, más de ocho décadas después de aquel memorable discurso en las Cortes Constituyentes, breves instantes de reflexión sobre la lucha de la mujer en pos de lo igualitario. También, sobre el apoyo que la estructura político-económica y social española ha ofrecido a la causa, tan justa como ignorada para altos porcentajes a lo largo de generaciones. Con la vista puesta atrás, se antojan lejanas y envueltas en una peligrosa normalidad las elecciones generales de 1933. Contexto republicano en el que, más allá de sexos, la mujer consiguió dar un paso trascendental en busca de su merecido reconocimiento. Poco antes de los comicios, una política y abogada española, de las primeras en el país, alzaba el pensamiento de una generación de mujeres hastiada por la invisiblidad y la opinión robada. El 1 de octubre de 1931, Clara Campoamor, que ya había formado parte de la Comisión Constitucional encargada de elaborar la Constitución de la II República, se dirigía a las Cortes Españolas para defender el sufragio femenino. La situación se presentaba a la causa complicada a razón del valor que la historia había dado al rol de la mujer. Más cuando, incluso, parte de la izquierda, a excepción de algunos socialistas y republicanos, [...]