Competencia expedienta a siete grandes constructoras españolas por repartirse obras públicas

Se trata de Acciona, ACS, FCC, Ferrovial, OHL, Sacyr e Isolux Corsán. El organismo ha llevado a cabo inspecciones en las sedes y oficinas de cuatro de estas compañías. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha abierto un expediente sancionador contra siete grandes constructoras tras detectar “indicios racionales” de que constituyeron un cártel para intercambiar información y restringir la competencia en la licitación de obras de infraestructuras públicas. Acciona, ACS, FCC, Ferrovial, OHL, Sacyr e Isolux Corsán, a través de sus respectivas filiales constructoras, son las siete compañías investigadas por el superregulador, que ha llevado a cabo inspecciones en las sedes y oficinas de cuatro de ellas. La CNMC explica que el expediente tiene su origen en “determinada documentación” encontrada durante la instrucción de otra investigación que, además, no tiene nada que ver con el caso investigado. Así, ante esta información, y la documentación recabada en los registros, el órgano que preside José María Marín Quemada concluyó que “existen indicios racionales” de que estas compañías cometieron “posibles infracciones” de la Ley de Competencia. Según la CNMC, estas siete constructoras habrían constituido un grupo “estable y formal” en el que, semanalmente, trataban la preparación de ofertas técnicas para concurrir [...]