Vicepresidenta aboga por aumento en la inversión social en países de la región

PANAMÁ. La vicepresidenta de la República Dominicana, Margarita Cedeño, abogó por el aumento de la inversión social en los países de la región y que se elabore una agenda de políticas públicas que mejoren la calidad de vida de las personas y así enfrentar la desigualdad y la pobreza.

Durante el Décimo Foro Ministerial para el Desarrollo de América Latina y el Caribe: “Alianzas para la reducción de las desigualdades estructurales en el marco de los ODS”, que se inició este miércoles y concluye el jueves en Panamá, sugirió políticas de antidiscriminación con protocolos para atender casos de exclusión por género, identidad u orientación sexual, condición de inmigrante, indígena o afrodescendiente; también de reconocimiento a derechos colectivos de la tierra, territorios, autogobierno y justicia consuetudinaria; y relativas a cuotas para nivelar la representación política de las mujeres.

Asimismo, planteó que una nueva generación de políticas de protección social debe permitir el acceso a la salud, seguridad básica para niños y niñas, personas en edad activa y mayores; programas de inclusión financiera, empresarial y de agricultura sostenible; iniciativas de formación profesional y formalización en el trabajo e inserción laboral a jóvenes y mujeres vulnerables.

La también coordinadora del Gabinete de Políticas Sociales de República Dominicana se expresó así mientras encabezaba la mesa de trabajo “El reto de los sistemas de Protección Social Universal en la región, ¿realidad o mito?” en el foro.

“Yo estoy convencida de que todos los aquí presentes soñamos y trabajamos con esa filosofía en mente. Sin embargo, la desigualdad social aún sigue siendo la pesadilla que nos preocupa y nos desvía de la lucha en contra de la exclusión y la pobreza. Es el gran reto para la protección y prosperidad del planeta, pero sobre todo, es el urgente desafío de todos los países de América Latina y el Caribe”, sostuvo.

Señaló que gobernar es mejorar las condiciones y generar bienestar para los ciudadanos en todas las esferas de su vida, lo que, a su entender, trae como resultado la libertad para poder vivir, alimentarse, cuidar la salud, educarse y desarrollar un plan de vida.

“Para ejercer el poder político y gestionar la administración pública con apego a la ética y a la moral, se requiere que todo nuestro esfuerzo esté centrado en crear condiciones de bienestar para nuestros ciudadanos”, indicó.

La vicepresidenta dominicana recalcó que los programas de protección social de República Dominicana y de los demás países de la región deben convertirse en una gran red que llegue a todos sus ciudadanos, por lo que llamó a las naciones a esforzarse en invertir más dinero de su Producto Interno Bruto (PIB) en la gente como lo establece la Agenda 2030 para los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Sostuvo que la Agenda 2030 constituye una oportunidad única para dar mayor impulso a aquellas políticas públicas que sean inclusivas, combatiendo las situaciones discriminatorias y de exclusión, utilizando la evidencia disponible sobre las desigualdades y sus consecuencias.

Calificó de urgente la elaboración de políticas que permitan la incidencia de la protección social en toda la sociedad por razones de equidad, al considerar que los esquemas existentes son excluyentes con los ciudadanos que no participan en el marcado laboral.

“Las informaciones disponibles nos están dibujando la ruta que debemos seguir, que es la de aumentar el gasto público en materia de protección social, para que, poco a poco, nos vayamos acercando a países que han logrado un equilibrio entre la inversión social, la seguridad ciudadana y la estabilidad democrática”, manifestó.