Se comienzan a sentir los vientos del huracán Florence en Carolina del Norte