Recauda $400.000 para un indigente en GoFundMe y se niega a entregarlos

Según reportan, el veterano de guerra Johnny Bobbitt se encuentra sin hogar y pidiendo dinero en las calles de Filadelfia menos de un año después de que prestara ayuda desinteresadamente a una mujer varada, su historia se hiciera viral y la gente le donara cientos de miles de dólares por crowdfunding.
¡Insólito! Recauda $400.000 para un indigente en GoFundMe y se niega a entregarlos

En octubre de 2017, Kate McClure se quedó sin combustible en la carretera interestatal. Bobbitt, un veterano de guerra sin hogar, le sugirió que volviera al automóvil y cerrara las puertas para estar a salvo mientras él caminaba hacia la gasolinera más cercana para llenar un bidón con sus últimos $20. McClure estaba tan sorprendida con el acto de bondad que empezó una campaña de GoFundMe con la intención de recaudar $10.000, suficiente dinero para comprar un vehículo a Bobbitt y pagarle el alquiler de un apartamento durante medio año.

La campaña se volvió viral y finalmente recaudó $402.706. McClure actualizó la página de GoFundMe para explicar qué pretendía hacer con todo el dinero:

“Lo primero en la lista es un NUEVO hogar que será de posesión de Johnny. ¡Nunca más tendrá que preocuparse de poner un techo sobre su cabeza! Lo segundo será el coche soñado que siempre ha querido... un Ford Ranger de 1999 (sí, lo digo en serio).
También habrá dos fideicomisos establecidos en su nombre, uno que le dará la posibilidad de cobrar un pequeño “salario” cada año y otro fideicomiso de jubilación que será sabiamente invertido por un planificador financiero al que tendrá acceso en un periodo de tiempo con el que se sienta cómodo para que cuando llegue el momento pueda vivir su sueño de jubilarse con trozo de tierra y una cabaña en el campo. Se le asignará una cuenta bancaria con fondos para cubrir las necesidades diarias que le ayudarán hasta que encuentre un trabajo. Y, por último, donará a algunas organizaciones y personas que en los últimos años lo han ayudado a superar este momento difícil de su vida”.

Resultado de imagen para Recauda $400.000 para un indigente en GoFundMe y se niega a entregarlos

Pero eso no es exactamente lo que terminó ocurriendo con los fondos. De acuerdo con un reportaje del diario de Filadelfia The Inquirer, McClure dejó que Bobbitt se quedara a vivir en una caravana en el campo de su familia en Nueva Jersey, cerca de donde ella vive con su novio Marcos D’Amico. En lugar del Ford Ranger, la pareja le dio un SUV usado que, según el diario, se acabó averiando. Dijeron que habían puesto la caravana y el SUV a nombre de McClure para evitar que Bobbitt los vendiera, pero ahora esos vehículos han sido vendidos por la pareja.

Bobbitt dijo a The Inquirer que tuvo una breve reunión con el analista financiero, pero no hizo ningún acuerdo con ellos y nunca se le proporcionaron documentos para un fideicomiso. Bobbitt también dijo que no conoce al abogado que McClure y D’Amico dijeron haber contratado para él.

Sin embargo, ahora dos abogados de una empresa de Filadelfia han acordado representar a Bobbitt mientras trata de determinar si McClure y D’Amico administraron mal el dinero de GoFundMe. La compañía de crowdfunding también está investigando el asunto. “GoFundMe está investigando los reclamos de uso indebido de esta campaña”, dijo el portavoz de GoFundMe Bartlett Jackson en un comunicado que compartió con Gizmodo. “Trabajaremos para asegurarnos de que Johnny reciba la ayuda que merece y de que se honren las intenciones de los donantes”.

Los abogados de Bobbitt, Jacqueline Promislo y Chris Fallon de Cozen O’Connor, no respondieron a una solicitud de comentarios de Gizmodo. Promislo dijo a The Inquirer que cree que Bobbitt “es una persona auténtica y sincera que ha sido víctima de muchas malas circunstancias”.

McClure no respondió a una solicitud de comentarios de Gizmodo, pero The Inquirer los entrevistó a ella y a D’Amico la semana pasada. Dijeron que le habían dado a Bobbitt más de la mitad del dinero financiado por crowdfunding, pero le habían retenido unos $200.000.

D’Amico dijo que el dinero está en una cuenta de ahorros y que compartirán el dinero con Bobbitt una vez que esté empleado y deje de consumir drogas. Pero no cree que eso realmente vaya a suceder.

“Dándole todo ese dinero, nunca va a suceder. Lo quemaría delante de sus narices”, dijo D’Amico a The Inquirer. También comparó el hecho de darle esos fondos a una persona drogadicta con “darle un arma cargada”.

Pero D’Amico ha tenido sus propias luchas legales recientemente, según The Inquirer: su licencia de conducir fue suspendida y fue arrestado después de que no se presentara ante el tribunal municipal por infracciones de tránsito. Bobbitt dijo a The Inquirer que cree que D’Amico podría haber apostado algo del dinero financiado por crowdfunding. D’Amico dijo a The Inquirer que gastó $500 del dinero en juegos de azar porque había perdido su tarjeta del Sugar House Casino una noche, pero repuso los fondos con las ganancias de su casino.

Bobbitt también se mostró preocupado sobre un BMW que McClure había adquirido y las recientes vacaciones de la pareja en California, Florida y Las Vegas. Pero la pareja dijo a The Inquirer que usaron su propio dinero para el automóvil y los viajes.
También dijeron a The Inquirer que Bobbitt gastó $25.000 en menos de un par de semanas, y les robó artículos para poder comprar drogas.

Bobbitt negó las acusaciones de robo. Dijo que la pareja le había dado $25.000 en un momento y que lo compartió con amigos y familiares y gastó parte en drogas. Dijo que gasta alrededor de $15 al día en opiáceos o medicamentos recetados que ayudan en su abstinencia a drogas.

The Inquirer no pudo confirmar qué sucedió exactamente con el dinero ya que la pareja no proporcionó estados contables o financieros oficiales.

McClure dijo al diario que hizo todo lo que pudo para ayudar a Bobbitt, pero se siente traicionada y le preocupa que pueda perder su trabajo por este asunto.

Fuente: Gizmodo