Que no callen los estudiantes

Por supuesto que causa emoción ver a tantos muchachos juntos. Jóvenes estudiantes de bachillerato y superior; verlos acudir puntuales desde sus recintos, desde sus Escuelas, sus Facultades, sus Colegios, sus Institutos y desde sus aulas sacrosantas para llegar hasta la estructura de nuestra Alma Mater y exigir que pare ya la violencia en contra de ellos, que paren ya las agresiones  porque los estudiantes, que son estudiantes, quieren llevar la fiesta en paz… Por Joel Hernández Santiago* *jhsantiago@prodigy.net.mx De tal forma, la gran manifestación pacífica del 5 de septiembre es una muestra de indignación, al mismo tiempo que de unidad. Indignación porque ha pasado mucho tiempo de su tolerancia, en el que han sido sometidos a los agravios de grupos denominados “Porros” a los que todo este tiempo la autoridad universitaria tolera, permite y hace la vista gorda frente a las quejas de los muchachos que quieren aprender y maestros que quieren enseñar. Pero tuvo que ocurrir la agresión brutal de estos Porros a un grupo de estudiantes del Colegio de Ciencias y Humanidades de Azcapotzalco que llevaban a cabo una asamblea pacífica el jueves 3 de septiembre en la explanada de la Ciudad Universitaria, frente a la torre de Rectoría, [...]