El turismo y las exportaciones enfrían la economía española más rápido de lo previsto

La economía española ha entrado de lleno en el proceso de desaceleración previsto por los principales organismos internacionales y expertos, pero este enfriamiento podría ser más acusado de lo estimado inicialmente. Así lo constatan las principales casas de análisis -como el servicio de estudios de BBVA, la Autoridad Fiscal Independiente o la Fundación de las Cajas de Ahorro- que tras conocer los últimos indicadores de los meses de verano han anunciado que sus previsiones tienen un “sesgo a la baja”. El calendario de esta desaceleración no acompaña al nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, que tiene que elaborar durante estas semanas las cuentas para el próximo ejercicio en el que pretenden incluir varios planes sociales. El Gobierno espera que la economía crezca este año un 2,7 por ciento, por encima de la media de los países del euro. Incluso si la previsión se rebaja unas décimas, el crecimiento seguiría siendo uno de los más vigorosos entre los países vecinos. España lleva creciendo ya 19 trimestres seguidos y entre 2015 y 2017 lo hizo a tasas por encima del 3 por ciento. Pero los expertos advierten de que los datos de empleo de agosto y de ventas minoristas de julio -negativo por [...]