Víctimas de los atentados de Cataluña: un año de vida, un año de trauma

Para Rubén Guiñazu, de 55 años, este sábado será como su primer cumpleaños, tras haber sobrevivido a un cuchillazo en el doble atentado en Cataluña de 2017. Ana Cortés no sufrió heridas, pero el horror de lo vivido la persigue un año después. “El sábado cumpliré un año de vida”, asegura Rubén. La afirmación es sorprendente para este cincuentón de pelo canoso y arreglada barba si no fuera porque la noche del 17 al 18 de agosto le clavaron un cuchillo en la cara en la localidad costera de Cambrils (noreste de España). Unas horas antes, 120 km al noreste, una furgoneta pasó justo por el lado de Ana Cortés antes de abalanzarse contra la multitud que paseaba esa tarde de agosto por las turísticas Ramblas de Barcelona, dejando a su paso un reguero de sangre. “Vi la furgoneta pasarme a medio metro y desde allí ya vi todo, todo lo que hizo… La gente volaba como si fueran muñecos rotos, me quedé paralizada, había mucha gente sangrando, en el suelo”, recuerda Cortés, cuyas palabras se entrecortan por la emoción. Las vidas de ambos han quedado marcadas por ese doble atentado reivindicado por la organización yihadista Estado Islámico (EI) que [...]