Urkullu: La dispersión es un castigo añadido y arbitrario no previsto en la ley

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha pedido hoy “sacar de la pugna partidaria y demagógica” el debate sobre política penitenciaria, al tiempo que ha afirmado que la dispersión de presos es “un castigo añadido y arbitrario que no está contemplado en el marco normativo”. En un artículo publicado en las redes sociales, Urkullu, que en ningún momento cita a los presos de ETA de forma expresa, sostiene que es el juez quien impone la pena que debe cumplir un reo y que “ninguna sentencia establece, como parte del castigo, que el preso deba cumplir su condena lejos de su entorno social o familiar”. De hecho, el lehendakari recuerda que el articulo 12.1 de la Ley Orgánica General Penitenciaria “establece exactamente lo contrario”, que la ubicación de las personas presas será fijada por la Administración penitenciaria y “se procurará evitar el desarraigo social de los penados”. Además, la Constitución “establece que el fin de la pena es la reeducación y resocialización de los penados”. “El objetivo de evitar el desarraigo social de los pensados es, precisamente, favorecer su reinserción”, concluye Urkullu. “La defensa del alejamiento, además de ser ajena a la legalidad, es contraria al más básico sentido de humanidad” porque “dificulta-castiga” [...]