Sepultan en Licey al Medio restos de la madre del monseñor Diómedes Espinal

LICEY AL MEDIO, Santiago. Fueron sepultados la tarde de este miércoles en el cementerio municipal de aquí los restos de doña Amantina de León Espinal (Mancha), madre de monseñor Diómedes Espinal de León, presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano y obispo de la Diócesis Mao-Montecristi.

Previo a su sepultura, a Amantina de León se le ofició una misa de cuerpo presente en la parroquia Sagrado Corazón de Jesús, de esta localidad, la cual fue presidida por el arzobispo metropolitano, monseñor Freddy de Jesús Bretón Martínez.

“Ella siempre fue una mujer de mucha fe, pero también era muy dedicada a las crianzas de sus hijos, a los que llevó por buen camino”, subrayó monseñor Bretón Martínez.

Dijo que como sacerdote se le hace más fácil oficiar una misa de una persona creyente y con fe, como el caso de su madre, que de otra persona de cuestionable comportamiento.

Tras el acto religioso, monseñor Diómedes Espinal agradeció las muestras de cariño y solidaridad que ha recibido su familia por la partida de su progenitora.

En la eucaristía, monseñor Bretón Martínez se hizo acompañar de monseñor Francisco Osoria, arzobispo metropolitano de Santo Domingo; monseñor Julio César Corniel, obispo de la diócesis de Puerto Plata; monseñor Nicanor Peña, obispo de la diócesis de Higüey, monseñor Fausto Vallejo, obispo de la diócesis de San Francisco de Macorís; Héctor Rodríguez, obispo de la diócesis de La Vega, así como decenas de sacerdotes y de diáconos.

Doña Amantina falleció a los 97 años el pasado martes por quebrantos de salud propios de su edad.

Antes de ser traslada a este municipio, sus restos fueron velados en la Funeraria Blandino, de la avenida Abraham Lincoln, en Santo Domingo.

A doña Amantina de León Espinal le sobreviven ocho hijos de 10 que procreó con Ramón Espinal. Ellos son: María Ramona, Diómedes, Florinda, Isidora, Alubia, Juan Ruperto, Rafael y Elsa Mercedes.