“Prevenir contaminación después de las lluvias está en manos de la gente”

SANTO DOMINGO. Prevenir la contaminación por plásticos y otros desechos tras las lluvias, está en mano de la ciudadanía, más que de las alcaldías”, según el exdirector Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA) Raymond Willian Martínez.

El exfuncionario explica que si la gente dejara de tirar basura a la calle, menos desechos contaminantes se aglomeraran en las calles y en las aguas de los ríos y, por ende, en las costas dominicanas.

En una comunicación de prensa, Raymond William Martínez, experto en sistemas sanitarios y drenaje pluvial, asegura que hay que desarrollar campañas para que la ciudadanía no lance los desechos en las vías, sobre todo el plástico.

Anota que las alcaldías también deben ayudar en épocas de lluvia, con campañas puntuales que evite que la gente se deshaga de la basura lansándola a las calles para evitar que terminen en el mar y en los ríos.

“Las primeras soluciones son de impacto, hay que educar al ciudadano, ya está bueno. Primero, educar sobre reducir en el consumo de plástico, soy de la idea de eliminar el uso del fom (material de plástico utilizado como vasos y platos desechables), en el país se debería legislar para eliminar su uso”, comentó.

El también presidente de la firma SIHISA Sistemas HIdrosanitarios y Asesoría Ambiental favorece también reducir o eliminar la fabricación de “calimetes”, el reciclaje de plásticos, el reuso de fundas plásticas y de utilizar varias veces las botellas de agua.

“La primera solución es enfocar una campaña drástica y pesada en el dominicano de a pie, sobre todo. En televisión, en radio, se deben abordar mensajes. Que el dominicano oiga mucho que la basura molesta y luego venir con unas acciones más drásticas”, asegura Raymond William Martínez.

En la otra cara de la moneda, el especialista en sistemas sanitarios le encarga su lado a las alcaldías y dice que deben coordinar con la Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET) para enterarse de las épocas de lluvia y actuar preventivamente.

Eso así –agrega quien fue encargado de la Dirección de Ingeniería de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD)- porque la basura que se tira en las calles se infiltra en el subsuelo o va al mar y a los ríos, y vienen los problemas de contaminación.

Hizo un análisis del ciclo hidrológico natural que conecta con la contaminación, producido cuando cae la lluvia, se infiltra en el subsuelo o va al mar, ríos, cañadas, lagos y lagunas, a través del drenaje pluvial instalado en las calles.

“De ahí viene la contaminación por la suciedad urbana (cantidad de basura que el hombre genera y deposita en las calles); no solo la que genera en la casa, sino la basura del hombre y su actividad: basura de las calles, de vehículos de la actividad comercial industrial”, acotó.

Recordó el caso más reciente de las toneladas de desechos en las costas dominicanas después de los remanentes de la tormenta de Beryl., que no solamente sorprendió a los dominicanos sino también al mundo, cuando toda la basura de las calles fue arrastrada por las lluvias.

El Ministerio de Obras Públicas y el Ayuntamiento del Distrito Nacional debieron implementar una labor que duró varias semanas para retirar todos los desperdicios de las costas del Distrito Nacional y la provincia de Santo Domingo.