¿Por qué la avenida Lincoln no tiene ruta de concho?

Ana María González, Julio de Jesús y Pedro José Pérez (nombres ficticios) no se conocen, pero tienen algo en común. Los tres trabajan en empresas ubicadas en un tramo de la avenida Abraham Lincoln, en el Distrito Nacional, que no posee una ruta de transporte público y tienen dificultades para llegar a sus empleos, debido a que no poseen vehículos.

Ellos laboran en compañías ubicadas en el tramo que inicia en la avenida John Kennedy y concluye en la Roberto Pastoriza, donde está el parque La Lira, sitio donde los vehículos de ‘concho’ que transitan por la avenida Lope de Vega toman la avenida Abraham Lincoln hasta terminar el recorrido en la intersección de la avenida Independencia.

En esta zona del polígono central del Distrito Nacional, que comprende las avenidas Máximo Gómez, Ortega y Gasset, Tiradentes, Lope de Vega, Abraham Lincoln, Winston Churchill y Núñez de Cáceres, solo la Lincoln no tiene ruta de vehículos de transporte público, pese a la cantidad de empresas y, por ende, empleados que posee. Muchos de estos trabajadores no poseen un medio propio de transporte por lo que se les dificulta llegar a su destino, al igual que a las personas que acuden a realizar cualquier diligencia en el área. La calle Doctor Defilló está exceptuada por lo corta y estrecha que es.

Desde el tramo que abarca la Kennedy y que concluye en la Roberto Pastoriza, la Lincoln tiene 11 esquinas. Estas son: Haim López Penha, Jacinto Ignacio Mañón, José Amado Soler, Fantino Falco, Gustavo Mejía Ricart, Max Henríquez Ureña, Andrés Julio Aybar, Rafael Augusto Sánchez, Porfirio Herrera y Víctor Garrido Puello. Recorrer ese intervalo toma alrededor de media hora a un ritmo normal, lo que implica que la persona podría llegar sudorosa y un poco desarreglada a su lugar de destino, aunque tiene de positivo la realización de ejercicio.