Plantas españolas de VW y Seat se preparan para recortes de empleo en septiembre

La planta de Volkswagen en Pamplona y la de su división española Seat en Martorell no descartan interrupciones de producción en septiembre por la falta de motores homologados según la nueva ley de control de emisiones WLTP. “Hemos avisado de forma preventiva al ministerio de Empleo que podríamos vernos obligados a aplicar un expediente de regulación temporal de empleo en septiembre si no disponemos de motores en cuantía suficiente para nuestra producción”, dijo un portavoz de la planta de Volkswagen en Pamplona. La nueva norma de homologación Worldwide Harmonized Light Duty Vehicles Test (WLTP), que es de aplicación en Europa desde septiembre, ha obligado a la industria de automóvil a enfrentar el desafío de adaptar los vehículos a nuevos estándares propiciando retrasos por las pruebas de emisiones y ahorro de combustible. A principios de agosto Volkswagen estimó el coste de la adaptación en más de 1.000 millones de euros. La fábrica navarra de Volkswagen produce 1.400 unidades de distintos modelos del Polo al día, pero los motores proceden de varias plantas de la marca en Alemania y se montan en Pamplona en las carrocerías de su planta española. Volkswagen ya advirtió en junio que la implementación de las nuevas pruebas [...]