No hay crisis de refugiados, sino crisis de valores en la UE, denuncia la UGT

Salvar vidas en el mar, y ofrecer puerto a las personas rescatadas, no es política migratoria, sino una obligación marcada por normas internacionales. Resulta imprescindible que la UE actúe de forma inmediata contra los discursos y actitudes xenófobas de algunos estados miembros. Las plataformas regionales de desembarco pueden suponer una intolerable dejación de responsabilidades. La Unión General de Trabajadores considera esencialmente positivo que al menos 12 estados miembros se reúnan en Bruselas para abordar un mecanismo estable de acogida a migrantes rescatados en el mar. Sin embargo, el sindicato entiende que la ausencia seis estados miembros de esta reunión es preocupante y advierte: – Que llevamos más de cuatro años en que la magnitud de los movimientos migratorios, entre ellos, de solicitantes de protección internacional, se ha sobredimensionado y utilizado por parte de determinados gobiernos, para generar alarma social y justificar decisiones, políticas y discursos antieuropeistas y xenófobos, que no afectan exclusivamente a la población migrante, ni a la inmigración, sino al conjunto de la población y a los pilares de la Unión. – Que la crisis de los refugiados no es tal, sino una crisis de valores de la Unión, de la que son víctimas, primero los propios migrantes, pero también [...]