Nathalie Jérez y su lucha por una pinta de sangre para la cirugía que le harán

SANTO DOMINGO. Nathalie Jérez tiene más de una semana realizando agotadoras diligencias tras una pinta de sangre que le permitirá someterse a una cirugía en el Hospital General Plaza de la Salud para extraerle dos tumores, uno de los cuales es benigno y el otro no se sabe. Aparte de ello, es una paciente renal que se dializa tres veces a la semana y está a la espera de un trasplante.

Su lucha es contrarreloj, pues la fecha de la intervención es este miércoles 5 a las 12:00 del mediodía y aún le falta la sangre, la cual es B Negativo, y a más tardar el lunes debe estar allá. Ya tiene dos pintas y en esta semana ha tenido que encargarse ella de todo, pues no cuenta con quien realice el proceso. Lo peor de su caso es que lo ha hecho entre consultas y diálisis, lo que la tiene muy extenuada. Cuenta que ha tenido días en que se ha dializado, luego salido a ver su médico para luego después acudir al Banco de Sangre, donde permanece por horas con las personas que acuden a ver si pueden donar. Relata que las diálisis las dejan sin fuerzas, por lo que le hace muy difícil tener que caminar en el hospital.

Se queja de los trámites del Banco de Sangre al señalar que al principio no le explicaron bien como era el proceso y también de como personas que han acudido a donar se han pasado horas en el lugar. Dice que lo que busca es que todo sea más fácil para las personas que como ella están en esa situación.

Expuso que hoy no acudió al lugar por lo cansada que está y que no la han llamado para decirle si ya está la sangre, “aunque cree que no, debido a que la mayoría de personas que han ido le ha dicho que no han calificado” por las características que se requieren.

Natalie tiene 48 años, una hija. Es periodista y trabaja para una institución del Estado. Es hija del también periodista Pablo Jérez.