“Las Patronas” de los migrantes que viajan de México a EEUU sobre “La Bestia”

El diluvio casi bíblico no detiene a Norma en su misión: llevar paquetes de comida y agua a los migrantes indocumentados que pasan por México, desvalidos, montados sobre el lomo de “La Bestia”, un tren de carga que llega hasta la frontera con Estados Unidos. Colgando como racimos de los vagones del ferrocarril, cerca de 300 migrantes atraviesan como un relámpago la noche en Las Patronas, una pequeña población del peligroso estado de Veracruz, en el este de México. Durante años, Norma Romero pensó que estos hombres eran mexicanos aventureros que necesitaban viajar a bajo presupuesto. Pero un día, “La Bestia” se descompuso quedando inmóvil sobre las vías, y los hombres descendieron suplicando ayuda. “Tenían un acento de Centroamérica”, recuerda Norma, quien a sus 48 años es una de las 12 mujeres -conocidas como “Las Patronas”- que distribuyen comida a los migrantes gracias a donantes y voluntarios ocasionales. “Me pidieron que les diera el pan y la leche que acababa de comprar. Tenían hambre”, relata. Norma fue a contarle a su madre, quien inmediatamente hizo suya la causa de alimentar a estos viajeros clandestinos que huyen de la pobreza y la violencia en sus países. Y así, desde hace 23 [...]