La caída del consumo de las familias españolas provoca una subida de precios por encima de los salarios

Una de las causas de que los precios estén creciendo, muy por encima de los salarios, es que se está frenando el consumo. La mejora de la creación de empleo había dado cierta alegría al gasto de las familias, pero ahora, por la precariedad del empleo y los bajos salarios, parece que se ralentiza. Ya se nota en todo tipo de comercios, grandes y pequeños. Las ventas minoristas han caído tres décimas. En todos los sectores se ha notado mucho la caída del consumo, en primavera y verano el textil ha caído mucho. La salida de la crisis animó al consumo pero en este último año se ha desacelerado. El gasto en grandes inversiones como electrodomésticos se ha desplomado, según el observatorio de Cetelem. Aunque las cifras apuntan a que este año se ha facturado lo mismo que en 2017, el volumen de ventas ha caído a la mitad, la causa está en una subida de precios que no es proporcional a la de salarios. “Pagamos más por los productos que antaño. La facturación sube por los precios”, explica Pedro José Domínguez, director de ventas de Nielsen. Este frenazo en el consumo ya se está notando en la economía española, con un crecimiento por debajo del 3% [...]