Guelaguetza: Tronar cohetes y recoger las varas

A lo mejor porque cada calle, cada esquina, cada resquicio, jardín o parque tienen sentido emotivo y hasta de nostalgia, morriña o saudade, para muchos de los que nacimos en Oaxaca y tuvimos que irnos antes o después. Esto ocurre siempre que regresa uno para estar y para vivir, para sentir y percibir que el tiempo perdido se recupera poco a poco, de otro modo, pero lo mismo. Por Joel Hernández Santiago* *jhsantiago@prodigy.net.mx Y uno extraña el viejo sabor, pero también encuentra nuevos sabores, gustos, tonos, modos, colores, aires y vientos que no nos olvidan y nos murmuran al oído “¡qué bueno que regresaste, porque te estábamos esperando!”. Esto viene a cuento porque a la vista de la Guelaguetza 2018 en la capital de Oaxaca, las cosas fueron esta vez como el agua de coco, que no es de coco, o la quesadilla que no tiene queso, o la lámpara sin luz, que dice la canción. Según sus organizadores, la Guelaguetza 2018 fue todo un éxito. Esto, por supuesto, medido en términos de cargos y abonos, pérdidas o ganancias y utilidades contantes y sonantes. El lunes 30 de julio, como por arte de magia y aun sin concluir los festejos, [...]