El cuñado del Rey de España obtiene el segundo grado penitenciario

Las instituciones penitenciarias clasificaron el pasado 17 de agosto a Iñaki Urdangarin, cuñado del Rey de España, como preso de segundo grado, por lo que éste podrá solicitar permisos penitenciarios una vez haya cumplido un cuarto de su condena. Según adelantó el diario El Confidencial, la concesión del segundo grado fue aprobada por la dirección de la cárcel de Brieva (Ávila), en la que ingresó el pasado mes de julio. Allí, en un módulo para presos masculinos formado por cinco celdas que actualmente sólo acoge al cuñado del Rey, Urdangarin cumple su condena de cinco años y diez meses de prisión por su gestión al frente del Instituto Noós, una entidad dedicada a la organización de actos turísticos y deportivos que fue utilizada para desviar dinero público. En concreto, Urdangarín, que fue presidente de Noós, está condenado dos delitos fiscales y por delitos continuados de prevaricación, malversación, tráfico de influencias y fraude a la administración. El fallo del Tribunal Supremo subraya de manera específica que Urdangarín se aprovechó de “la situación de privilegio de que disfrutaba como consecuencia de su matrimonio con una hija de quien era entonces Jefe del Estado” [el Rey Juan Carlos I] para llevar a cabo [...]