Durmiendo con el enemigo: cuatro mujeres argentinas que desataron escándalos políticos

Las esposas de los dirigentes argentinos han jugado un rol clave en las causas de corrupción, iniciando las más sonadas investigaciones del país que han puesto tras las rejas empresarios y dirigentes de los Gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández. Hilda Horovitz: Horovitz estuvo casada durante 10 años con el chofer de Roberto Baratta, uno de los políticos más influyentes y considerado la mano derecha de Julio de Vido, quien fuera ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de Argentina entre 2003 y 2015. Su esposo Oscar Centeno, conocido como el chofer de las coimas ha sido la pieza clave del último escándalo de corrupción en esa nación al reconocer como suyos ocho cuadernos que describen la ruta de millones de dólares en bolsos durante el Gobierno kirchnerista. Fue su exesposa Horovitz quien en 2017, tras el divorcio con Centeno se presentó frente a un juez federal para delatar a su expareja y destapar la caja de pandora de la corrupción durante el kirchnerismo, según publicó Clarín. Horovitz reveló a la revista argentina Noticias, que los cuadernos estaban guardados en el armario de sus casa y que Centeno los utilizaba para extorsionar a su jefe. También afirmó que su exmarido [...]