Carlos Peña renuncia a membresía y al Comité Central del PLD


Por Alexis Rodríguez 

-Santo Domingo, R.D- El aspirante a la presidencia de la República Dominicana, Ingeniero Carlos Peña, anunció a toda la nación su irrevocable renuncia al Partido de la Liberación Dominicana (PLD), como miembro y al Comité Central.

En un acto celebrado en el Salón del Hotel Golden House, el aspirante presidencial anunció el nacimiento del nuevo Partido Generación de Servidores, que durante 14 meses había estado promoviendo como un movimiento fuera y dentro del país.

"Renuncio del PLD, porque, entre otras cosas, quienes dirigen el partido renunciaron a ser instrumentos de transformación social, política y económica para todos los dominicanos y en cambio se convirtieron en una maquinaria de hacer dinero y acumular riquezas personales. La dirección del PLD ha convertido esas siglas en sinónimo de corrupción e impunidad", reconoció  Carlos Peña.

En sus palabras, recordó con una memoria privilegiada, los testimonios de la gente en su recorrido a todos los rincones del país, plantando una semilla de esperanza con Generación de Servidores. 

"Los partidos que durante 60 años han sido incapaces de resolver los problemas nacionales, no representan ninguna esperanza para nuestra nación", enfatizó el aspirante presidencial.

"Hoy comienza el fin del antiguo régimen e inicia el camino hacia la esperanza de la República Dominicana. Construiremos la patria que Duarte y Luperón soñaron, con una generación dispuesta a servir y no a servirse", aseguró Peña. 

En sus emotivas palabras, el comunicador y político expresó que desde hoy Generación de Servidores se convierte en el principal partido opositor del gobierno encabezado por Danilo Medina. 

Concluyó diciendo que aspira a devolver la confianza de los 2.5 millones de dominicanos que viven en el extranjero, e hizo un llamado a todos los dominicanos nobles, a la gente de fe y comprometida con nuestros principios, a quienes le molesta la corrupción, la impunidad y todo lo mal hecho, a quienes aún confían en que República Dominicana puede ser grande y poderosa, a ser parte de esta propuesta política, para recorrer un nuevo camino de tiempos de gloria para nuestra nación.