Barranquilla, la crónica de una investidura anunciada

Barranquilla, Colombia. Como si el espíritu de Gabriel García Márquez hubiera querido hacerle un guiño a los Juegos Centrocaribes, en la misma ciudad donde el premio Nobel comenzó a cuajar su mística intelectual se escribió la crónica de una investidura anunciada. Lo de México, el nuevo rey, se veía venir, pero había que esperar a que la matemática dijera la última palabra, o el último número que, como piensa el cantor, no es lo mismo, pero igual. Desde el segundo día de competencias la embajada atlética del país más norteño de los 37 convidados a la vigésimo tercera edición de los juegos regionales más antiguos del mundo comenzó a cimentar un liderazgo en el medallero que, en algún momento, coqueteó con el escándalo de lo claramente inalcanzable. Como un traje de lujo debe llevar el clásico broche de oro, los del país de los aztecas subieron el jueves 11 veces a la cumbre de las tarimas de premiaciones y, de paso, le ganaron también a los pronósticos al totalizar 132, 17 más que en Veracruz 2014. A partir de esta noche, cuando la llama sagrada de los Juegos, que vino desde el Teotihuacán de los aztecas a alumbrar el alma [...]