Autoridades dominicanas a espera de reunión con Haití; baja tensión

SANTO DOMINGO. Aunque la tensión se mantiene en la zona fronteriza por el tiroteo ocurrido el pasado fin de semana, las aguas han comenzado a bajar sus niveles, luego de que el alcalde de Belladère, Ledoux Macklish, dijo que no podía precisar que los soldados dominicanos violaran su espacio territorial.

Macklish reconoció ante la prensa haitiana que el incidente se registró en una zona neutral de la frontera controlada por soldados dominicanos.

Sin embargo, hasta ayer no se ha había producido ningún tipo de acercamiento entre las autoridades de ambas naciones y la situación en la zona fronteriza era de total calma.

El ministro de Defensa de República Dominicana Rubén Darío Paulino Sem, precisó que todavía aguardaban respuestas de las autoridades haitianas para celebrar una segunda reunión pautada para el domingo pasado y que no se concretizó por la ausencia de los comisionados de la vecina nación.

“Hasta el momento todo está normal en la frontera entre Elías Piña y Belladère”, afirmó.

El director general del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza (Cesfront), general de brigada Sugar Puttzi Frugis Martínez, informó también que se mantiene la seguridad reforzada en la zona.

Indicó que el mercado binacional al mediodía de ayer se celebraba en un 5 % de su actividad normal.

Refirió que el soldado dominicano herido en el incidente se encuentra estable, sin confrontar consecuencias mayores.

Explicó que la mercancía en conflicto provenía de Cemento Santo Domingo, cuyos destinatarios finales son comerciantes haitianos.