Atentado en Francia, supuesto atentado en Venezuela. Terrorista en Madrid, rebelde en Caracas

José Manzaneda, coordinador de Cubainformación.- Cuando se produce un atentado, agencias y medios internacionales asumen con disciplina la versión oficial de los gobiernos (1) (2). Salvo que este se produzca en Venezuela. Entonces, el intento de asesinato de un presidente electo se convierte en un “supuesto atentado” (3) o un “incidente con drones” (4). Los autores no son terroristas, sino un “grupo rebelde” (5). Y la prensa dedica páginas completas a las “dudas y puntos oscuros sobre la versión oficial” (6), que apuntan a un hipotético “montaje” (7) o “autoatentado” (8). Es la apología del terrorismo a la carta practicada por los medios corporativos. Los mismos que nos hablan de una “crisis migratoria” venezolana en Colombia (9). Y son altavoz propagandístico del gobierno de Bogotá, preocupado “por la enorme crisis en Venezuela” (10) (11). Curiosamente, estos medios jamás han llamado “crisis” -ni siquiera “problema” migratorio- a la existencia de más de cinco millones de colombianos y colombianas -casi 200 mil en calidad de personas refugiadas- que viven en Venezuela (12). Incluso hoy, tras el acuerdo de paz entre Gobierno y guerrilla de las FARC, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) denuncia que, en lo que va de 2018, hay en Colombia 19.000 [...]