Aprueban ley contra el acoso sexual en Francia

PARÍS. Los legisladores franceses aprobaron el miércoles un proyecto de ley que amplía la definición penal de violación infantil y declara ilegal el acoso sexual en las calles, medidas que el gobierno describió como una señal de un cambio social profundo.

La legislación aprobada en la cámara baja del Parlamento clasifica las relaciones entre un adulto y un menor de 15 años como violación resultante de un “abuso de vulnerabilidad” si la víctima carecía de la capacidad para dar su consentimiento. Dependería del juez determinar si un niño es capaz de dar su consentimiento sexual o no.

La revisión se efectuó luego de casos recientes que desataron la indignación de la opinión pública. En ambos casos, las cortes fallaron que los hombres que sostuvieron relaciones sexuales con niñas de 11 años no podían ser enjuiciados por violación porque las autoridades no podían demostrar que hubo coerción.

El proyecto de ley también amplía el período antes de que prescriban los delitos sexuales, y permite enjuiciarlos durante 30 años en lugar de 20 después de que la presunta víctima cumpla 18 años.

La nueva ley también permite aplicar multas de entre 90 y 750 euros (105 y 876 dólares) por acoso de género en las calles y en el transporte público. Prohíbe los comentarios y el comportamiento sexual o sexista que sea degradante, humillante, intimidante, hostil u ofensivo.

Marlene Schiappa, ministra de igualdad de género, dijo estar convencida de que la medida servirá como “disuasorio”.

Un video de un hombre en el que golpea a una mujer después de que ella reaccionó a sonidos obscenos que él emitió mientras ella caminaba en París se difundió ampliamente en Francia esta semana. El fiscal capitalino abrió una investigación, pero el individuo captado en el video de vigilancia no ha sido arrestado.

El proyecto de ley también incrementa las sanciones por el ciberacoso y prohíbe tomar fotografías o videos debajo de la ropa de alguien sin el consentimiento de la persona. La práctica, conocida como “debajo de la falda”, se castigará hasta con un año de cárcel y una multa de 15.000 euros (17.533 dólares).

El gobierno del presidente Emmanuel Macron promovió los cambios en la ley luego del auge del movimiento #YoTambién de denuncia al acoso sexual, y dijo que entrarían en vigencia en septiembre.