Una semana especial

Política. Según una encuesta que circula por la internet profunda Leonel Fernández ganará la final del Mundial.

Desde espacios próximos al PRM se asegura que es una encuesta cocinada y que los números que ellos manejan demuestran que tanto Abinader como Mejía ganarían a cualquier peledeísta. Don Hipólito ha sido más contundente: “Yo gano a Luis y a Leonel juntos por goleada, eso lo sabe hasta la FIFA.”

Mundo. Emocionados realmente por el rescate de los doce niños y su entrenador en la cueva de Tailandia, se nos olvida que murió uno de los voluntarios que había acudido al rescate. Saman Kunan tenía 38 años y era guardia de aeropuerto. Era uno de los más de 100 buzos que se jugaron la vida. Ellos fueron los héroes.

Cuevas, cumbres, huracanes, volcanes, tormentas, terremotos... Hemos olvidado el respeto que el hombre ha tenido a la naturaleza por miles de años y la cautela con que se relacionaba con ella. Error, el mundo no es un videojuego.

Sociedad. Por fin los millenials (nuestros hijos) tienen permiso para crecer. Sociólogos transversales, coaches del crecimiento holístico, educadores con tres maestrías, analistas darwinianos, escritores de best-sellers y gurús del mercadeo aceptan por fin que los millenials ya son unos adultos que empiezan a formar sus propias familias. Llegaron los centenialls, la nueva fijación de la tribu anteriormente citada.

Sí, llegaron y no con un pan bajo el brazo como las generaciones anteriores, sino con un smartphone para dar y recibir instrucciones. Los millenials que no pudieron escaparse al destino de Peter Pan fabricado por los expertos se pueden reenganchar al team centeniall sin sentirse príncipes destronados. Como siempre ha sucedido a lo largo de la Humanidad, la nueva generación cambiará al mundo o el mundo le cambiará a ella. (No falla...)

IAizpun@diariolibre.com