Primera dama de Guatemala se interesa por programa a favor de menores dominicanos

SANTO DOMINGO. La primera dama de Guatemala, Patricia Marroquín de Morales, definió el Centro de Atención Integral para la Discapacidad (CAID) como un trabajo de amor que sale del corazón y que constituye una buena idea para implementar en su nación.

Marroquín de Morales, quien vino al país por la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del SICA, recibió explicaciones de su anfitriona y homóloga Cándida Montilla de Medina, de los servicios que ofrece el CAID en sus sedes de Santo Domingo Oeste, Santiago y San Juan en favor de niños y niñas afectados de autismo, síndrome de Down y parálisis cerebral.

Montilla de Medina encabezó un recorrido, además, por la Casa Museo Juan Pablo Duarte y “Kahkow Experience”, en la Zona Colonial. La jornada concluyó con un almuerzo al que se integró la vicepresidenta de Honduras, María Antonia Rivera. Allí también estuvieron Melba Segura de Grullón y Patria de Peralta.

Participaron en las actividades Angelita García de Vargas, esposa del canciller dominicano Miguel Vargas; Claudia Echeverry, presidenta y directora regional de Olimpiadas Especiales para América Latina, y Lucrecia Gómez, cónsul general de Guatemala en el país.

En el CAID Santo Domingo Oeste fueron recibidas por su director Moisés Taveras y las coordinadoras y supervisora de servicios de salud, Rosángela Mendoza, y Mayra Ramos. Recorrieron las diferentes áreas de terapias, se informó en una comunicación de prensa.