PRI: ¿Cuál control de crisis?

No. No entienden. Nada parece que ocurrió al Partido Revolucionario Institucional que se supone que debiera comenzar el control de crisis; de su crisis, y comenzar a recoger los pedazos que quedaron esparcidos por aquí o por allá luego del famoso “tsunami López Obrador”. Por Joel Hernández Santiago* *jhsantiago@prodigy.net.mx Todavía hace unas semanas suponían que podrían remontar los presagios que auguraban una pérdida electoral monumental. A principios de mayo quitaron a Enrique Ochoa Reza de la presidencia del partido y se la devolvieron a un priista, René Juárez Cisneros, quien gobernó Guerrero  de 1999 a 2005 y quien es parte de esa estirpe de priistas de viejo cuño. Pero ya nada se podía hacer. Las cartas ya estaban echadas desde hace mucho tiempo. Desde hace poco menos de seis años, en 2012 cuando ganaron la elección presidencial y estados y municipios y legisladores. Pero desde entonces comenzaron a ser excluidos de sí mismos y del gobierno al que llegaron después de doce años de un panismo incoloro-insaboro-descafeinado y  muy dañino. Aquel año se dijo que la mayoría votó por el Revolucionario Institucional, el partido que había hecho una campaña extremadamente costosa y beligerante: “AMLO es un peligro para México” fue [...]