Margarita Cedeño impulsa formación de evaluadores de políticas públicas

SANTO DOMINGO. La vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño, resaltó la importancia de implementar sistemas de evaluación de los programas, proyectos e iniciativas que ejecuta el Gobierno, tras considerar que dichas mediciones forman parte esencial en la planificación y la ejecución de las políticas públicas.

Al encabezar el acto de clausura del “Foro de Formación de Evaluadores de Programas Sociales para América Latina y el Caribe”, la vicepresidenta destacó la ventaja de que las intervenciones que se realicen en materia de políticas públicas se hagan a partir de diagnósticos bien fundamentados.

“Estamos formando una nueva generación de hacedores de políticas públicas dispuestos a mirar su trabajo con ojo crítico, pensando en soluciones a largo plazo y no en el capital político que una decisión pueda dar en el corto plazo. Estamos generando un espacio donde la información de calidad, el Big Data (almacenamiento y disposición de grandes cantidades de datos), se aproveche productivamente y sirva al fortalecimiento de los registros administrativos”, enfatizó.

Margarita Cedeño dijo que para lograr ese objetivo es esencial la participación de la ciudadanía, al entender que con ello se logra que las instituciones públicas sean mejor valoradas y respetadas, al hacer más legítimas sus acciones y que estas generen una mejor gobernabilidad.

“Las evaluaciones también son un mecanismo que impulsa la participación de los ciudadanos en las políticas públicas. Nuestro norte debe ser que cada vez estemos más y más cerca de los ciudadanos a la hora de hacer políticas públicas, porque hacia ellos van dirigidas”, agregó.

El encuentro es parte de las actividades promovidas por la también coordinadora del Gabinete de Políticas Sociales (GCPS), Margarita Cedeño, para mejorar las políticas públicas que implementa el Gobierno en la lucha contra la pobreza y compartir experiencias relevantes con expertos de la región en esa materia.

En el evento, auspiciado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), profesionales vinculados a la evaluación de políticas, programas y proyectos sociales en América Latina y el Caribe, tanto en el ámbito público como privado, discutieron los principales retos en materia metodológica para garantizar la validez y robustez de los procesos de evaluación.

Además, tuvo como objetivo aportar a la formulación de políticas públicas basadas en la evidencia mediante la mejora en la práctica de la evaluación a partir de conferencias con expertos en distintas áreas; analizar su evolución e importancia en la técnica de implementación y exponer el concepto y uso de la teoría de cambio, que funge como herramienta para determinar si existen relaciones causales entre las actividades ejecutadas por las intervenciones sociales y los objetivos que estas pretenden alcanzar.

Asimismo, se persigue establecer un compendio de buenas prácticas que deben mantenerse desde las etapas de diseño y e implementación de un proyecto para garantizar la validez interna y externa de sus resultados; y abrir un espacio de reflexión sobre el papel que ha jugado la academia y los centros de investigación en relación a la evaluación de políticas, programas y proyectos, y cómo pueden aprovecharse estos foros para fortalecer las estructuras gubernamentales dedicadas a ese tema.