Los edificios altos del Luis Eduardo Aybar

Se mantienen activos los trabajos en el complejo hospitalario que conforma la Ciudad Sanitaria Luis Eduardo Aybar constituido por 12 centros de tercer nivel de referencia nacional, que se convertirán en uno de los más importantes establecimientos de la Red Pública Integral de Salud, lo que según las autoridades, colocará al país a la vanguardia regional en infraestructuras y servicios de salud.

La ciudad sanitaria tiene un proceso de avance de más de un 80 % en cuanto a la ejecución de obra civil, mientras comienzan a instalar algunos equipos, sobre todo los relacionados con la climatización.

Divididos en tres turnos, obreros, ingenieros, y demás personal involucrado en la obra trabajan 24 horas para tener listo en un corto plazo la más ambiciosa inversión hospitalaria.

La idea de convertir el “Morgan” en el centro más moderno del país surgió del caos en que estaba sumido, era una especie de “elefante blanco” que en 10 años consumió miles de millones de pesos en remodelaciones constantes.

Al momento de su demolición, el hospital contaba con 80 camas y diferentes estudios arrojaron que la mayoría de los pacientes que ingresaban al centro asistencial pertenecían a sectores del Gran Santo Domingo y de provincias del sur del país.

Recientemente el ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, recorrió el complejo hospitalario para conocer el proceso de la obra.

“Esta obra forma parte de la transformación y revolución del Gobierno que encabeza el presidente Danilo Medina en materia de salud. Sabemos que las familias, principalmente las del Gran Santo Domingo, van a recibir servicios de calidad porque no sólo contará con equipamiento de última tecnología sino también con el personal médico calificado, lo que contribuirá a mejorar los índices de salud”, indicó.

Además de los edificios hospitalarios que integrarán el complejo, la ciudad sanitaria tendrá 25 pozos filtrantes y una planta de tratamiento de desechos sólidos médicos.

También dispondrá de un Centro de Monitoreo y Seguridad, tres edificios de núcleos de circulación vertical, cuatro laboratorios, entre otras áreas.

Dentro de la reestructuración del nosocomio, no se incluyó al Instituto Dermatológico Dominicano y Cirugía de la Piel Doctor Huberto Bogaert Díaz en el cronograma de remozamiento, como sucede con los centros de Cardio Neuro-Oftalmológico y Trasplante (Cecanot), el de Gastroenterología y Cemadoja, aunque se habló del tema.

Chanel Rosa Chupany, director del Servicio Nacional de Salud (SNS), informó hace un tiempo que los servicios de salud del complejo hospitalario serán gestionados por la entidad que dirige y que es una voluntad del presidente Medina.

“La complejidad de esos centros representan un desafío importante para nosotros y hace más de un año, el SNS ha estado trabajando con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) observando cuáles han sido las mejores prácticas en la región para este tipo de complejos”, dijo Rosa Chupany.

Indicó que técnicos han venido desde los Estados Unidos para conocer las interioridades que tendrá la obra y que la idea es que cuando los hospitales abran sus puertas a la población tengan resueltos el tema de la gestión.

“Creo que puede ser un hospital que sea para gente pobre y que pueda funcionar adecuadamente. No tengo la menor duda de que hacemos lo que tenemos que hacer en esa Ciudad Sanitaria y esos hospitales ni serán privatizados, ni van hacer entregados a patronatos para que los dirijan”, comentó en una entrevista hecha hace un tiempo sobre el tema.