Los apagones: “yo me fui, pero no me fui”

SANTO DOMINGO. Aunque los cortes de energía eléctrica nunca han dejado de estar presentes en la sociedad dominicana desde hace décadas, en los últimos años se había experimentado cierta mejoría en el servicio, lo cual, al parecer, ha terminado últimamente.

Así como suena. Los apagones han vuelto con fuerza en algunos puntos del país, llegando la situación, incluso, a provocar protestas como en años anteriores. Los reportes de suspensiones energéticas se dan principalmente en la zona donde la Distribuidora de Electricidad (Edeeste) suple el servicio.

Precisamente por los largos apagones, varios sectores de Higüey, en la provincia La Altagracia, vivieron una situación muy tensa el pasado jueves, cuando se convocó a un paro de actividades y la protesta se convirtió en violenta, debido a que manifestantes que estaban alterando el orden público como forma de expresar su inconformidad con la situación, se enfrentaron a agentes policiales

Ese día, una persona resultó herida a perdigonazos y otros tantos detenidos. El paro fue convocado por la Confederación de Juntas de Vecinos y la Coalición de las Organizaciones Sindicales de Higüey, entidad que se quejó de Edeeste y afirmó que prácticamente el programa 24 horas había colapsado, que los apagones los tenían en zozobra y que la situación era insostenible para ellos.

En tanto, comunitarios de las provincias Hato Mayor y El Seibo también se han quejado del retorno de la suspensión de energía y afirman que no les dan tregua.

Una nota publicada por este medio a mediado de mes, señala que “los apagones se reproducen como las verdolagas en un cafetal en las ciudades de Hato Mayor, El Seibo, Higüey, La Romana, San Pedro de Macorís y sus respectivos municipios”.

Hato Mayor y El Seibo fueron las provincias piloto en el programa 24 Horas de Luz, pero ahora se quejan de las constantes interrupciones.

En la comunidad Quisqueya, de San Pedro de Macorís, el 11 de este mes se escenificó un enfrentamiento entre agentes de la Policía Nacional y comunitarios, quienes protestaban por el corte de luz. En la ocasión, denunciaron que los apagones tenían una duración de entre 24 y 48 horas y demandaron ser incluidos en el programa 24 horas. Varias personas fueron detenidas.