Las kellys, símbolo de los cambios laborales en España

Trabajan en un sector turístico que marca récord tras récord, representa una décima parte de la riqueza nacional y crea más empleo que ningún otro, pero se autodenominan las esclavas del siglo XXI. Las camareras de piso de los hoteles son el símbolo de las desigualdades económicas y sociales en España, y, al mismo tiempo, de los cambios en la legislación laboral que quiere introducir el nuevo Gobierno socialista de Pedro Sánchez. También conocidas como “kellys”, acrónimo de “las que limpian”, dicen que sus salarios se han visto reducidos casi a la mitad desde la reforma laboral del anterior Gobierno conservador en 2012 y que el crecimiento turístico actual no está repercutiendo positivamente en sus condiciones de trabajo. “Lo vivo en mis carnes, somos las esclavas del siglo XXI”, dice María del Mar Jiménez, una camarera de piso de 56 años que padece continuos dolores musculares y enfermedades crónicas tras tres décadas de trabajo. España se ha erigido en el segundo destino turístico mundial en número de visitantes extranjeros después de Francia, el sector representa el 11 por ciento del PIB y emplea un 13 por ciento de los trabajadores del país. Los ingresos por habitación disponible de los hoteles [...]