Fidias Aristy advierte que el narcotráfico atenta en contra de la democracia en el país

SANTO DOMINGO. El asesor del Poder Ejecutivo en Materia de Drogas, Fidias Aristy, advirtió que el narcotráfico atenta en contra de la democracia porque pretende permear las instituciones, dañándolas y buscando complicidades.

Entrevistado por el periodista Federico Méndez, en el programa Esferas de Poder, que se transmite los domingos de 5:00 a 6:00 de la tarde, por Santo Domingo TV, consideró que también este flagelo pretende penetrar al torrente económico a través del lavado de activos.

“Nunca como hoy hemos tenido una cooperación tan intensa y efectiva a nivel hemisférico y a nivel mundial. La República Dominicana está en un sitial de primera categoría como país cooperador”, enfatizó.

Proclamó que el país ofrece a tiempo y de manera eficaz las informaciones de lugar e igualmente las recibe, como mecanismo de cooperación para combatir el narcotráfico.

“Se trata de un problema verdaderamente globalizado, porque el narcotráfico genera una fortuna muy poderosa, además de que en los últimos años está vinculado al terrorismo y esta es una lucha que tiene ya carácter universal”, agregó.

Aristy recordó que por eso, el año pasado el país acogió una nueva ley de Lavado de Activos y lucha contra el terrorismo que lo pone a la vanguardia de los países del mundo y protege las instituciones de este mal terrible.

“El narcotráfico es una organización criminal que atenta contra nuestros gobiernos, que atenta contra nuestras instituciones y contra nuestras familias”, puntualizó.

El asesor antinarcóticos del Poder Ejecutivo proclamó que por eso la respuesta que han tenido las autoridades dominicanas ha sido reconocida por organismos internacionales, por su lucha contra el narcotráfico.

Explicó que incremento del cultivo de drogas en Colombia, la vulnerabilidad institucional de Haití y de Venezuela afecta sensiblemente la República Dominicana.

Planteó que los tres grandes productores de cocaína son Perú, Bolivia y Colombia, droga que es traficada usando como puente a Venezuela, cuyas debilidades institucionales son acentuadas.

“Haití por igual, de Jamaica a Haití llega mucha marihuana, todo esto para llegar hasta México, en ocasiones a la misma Florida y hasta Puerto Rico”, expuso.

Manifestó que la crisis acentuada que viven Haití y Venezuela es un llamado para que el país tenga cuidados mayores.

“La República Dominicana continúa siendo un tránsito obligado para el mercado de mayor consumo, que son los Estados Unidos de América y en parte Europa”, subrayó.

Sin embargo, el jurista considera que a nivel interno el país ha mantenido niveles de control, lo que significa que las instituciones gubernamentales han tenido un empeño muy enfático en evitar que la juventud y la población sean víctimas de ese terrible flagelo.

Aristy entiende que algo que no se puede cambiar frente a este fenómeno es la ubicación de isla, porque República Dominicana está ubicada en el centro del Caribe.

Planteó que en los últimos tres años, en Colombia se ha triplicado la producción de cocaína.

Afirmó que la Dirección Nacional de Control de Drogas, la Armada de la República Dominicana y los organismos de interdicción han hecho una labor encomiable, la cual ha sido reconocida por organismos internacionales.

“En cuanto se refiere al consumo interno, como hemos dicho, se ha mantenido estable gracias al empeño que ha tenido el gobierno dominicano y gracias a la política de prevención del Consejo Nacional de Drogas, y de otros organismos del Estado que cumplen a cabalidad su función”, dijo.