España se ha convertido en el nuevo punto de entrada principal para los solicitantes de asilo que huyen de África

España se ha convertido en el nuevo punto de entrada principal para los solicitantes de asilo que huyen de África, una afluencia que los responsables de la Unión Europea temen podría exacerbar las tensiones políticas en la región sobre la migración. Alrededor de 19.000 solicitantes de asilo llegaron a España en los primeros cinco meses de este año, casi tantos como en todo 2017, un año récord, eclipsando por primera vez las cifras de llegadas a Italia desde el norte de África. Los números se han intensificado en las últimas semanas debido a que el nuevo gobierno de Italia cerró sus puertos a la mayoría de los solicitantes de asilo, dicen responsables de rescate. Con la UE tratando de contener la disidencia sobre la política migratoria, algunos altos cargos en Bruselas dicen que les preocupa que España pueda convertirse en un nuevo punto caliente, incluso cuando el número total de llegadas a Europa desde África está en fuerte declive. “No debemos dejar que explote”, dijo un diplomático de la UE. El diplomático dijo que la ruta Marruecos-España se había mantenido bajo control durante años. “No es dramático por ahora, pero lo estamos vigilando”. El nuevo presidente del Gobierno español, el [...]